Bolsa de Likes

Registrarse

SMM

De nuestro tiempo

Un gran número de consumidores confían más en las recomendaciones personales que en la publicidad tradicional, por lo que hoy en día, 9 de cada 10 marcas se dirigen a los influsores para promover el producto.

Conforme a los datos publicados The Economist, YouTube es la plataforma más altamente retribuída para los bloggers : las estrellas de YouTube con el número de los seguidores más de 7 mln. reciben en general $300 000 por la publicación. Los influencers de Snapchat e Instagram, con el mismo número de seguidores, cobran un promedio de $ 150 000. Las estrellas de la plataforma Duyin (抖音) de China reciben entre $65 000- 98 000 por vídeo patrocinado.

Un buen indicador de eficiencia es lo bien que acaba vendiendo el producto promocionado. En este sentido, el mejor ejemplo será de la bloguera de moda Chiara Ferragni cuando después de la publicación del bolso súper pequeño Jacquemus en su cuenta de Instagram, el modelo Mini Chiquita absolutamente no funcional del tamaño 8,5/5 cm. y con un precio de unos € 400 , fue vendido en pocos días en la tienda-online de la marca.

Cuatro y medio

Grados de separación

¿Qué pequeño es el mundo? Existe la teoría sociológica de que dos personas cualesquiera en la Tierra no están separadas por más de seis niveles de vínculos (o por 5 humanos). En los últimos años, la "teoría de los seis apretones de manos" se ha revisado en varias ocasiones, ahora teniendo en cuenta la influencia de Internet y las redes sociales.

Según un estudio realizado recientemente por el Facebook, solo hay 4,5 niveles de comunicación (tres personas y media) entre dos usuarios de la red social.

Así pues, sin importar lo que haga, sus clientes potenciales y su público objetivo están más cerca de lo que parece. Y sus posibilidades de ganar el mercado aumentan considerablemente con la creación de la página en la red social.

CÓMO LOS INFLUENCERS DE INSTAGRAM

CONVIERTEN A LOS SEGUIDORES EN DINERO

LIKES

UNA FIEBRE DE ORO DEL SIGLO XXI.

La lucha por la fama en las redes sociales toma diversas formas: la gente posa en los tejados de los edificios altos, en medio de las rocas, bajo los trenes; interactúan con animales salvajes y comen alimentos extremos.

YouTube, Instagram y otras redes sociales han sido testigos de una ola de challenges peligrosos, como el "Tide Pod Challenge", el "Fire Challenge", el "Coronavirus challenge", que ha causado intoxicaciones o lesiones...

Wikipedia incluso mantiene una lista de lesiones y fallecimientos cuando trata de hacer una imagen de alto nivel para su cuenta en la red social. La mayor tasa de lesiones y muertes por selfie aparece en India. Por ejemplo, en 2017, 48 personas resultaron heridas simultáneamente en la ciudad de Chennai y, a pesar de las repetidas advertencias, se tomaron selfies junto a una panadería en llamas.

En la mayoría de los casos, cuando se hacen los selfies, las personas mueren por una caída desde el alto o por ahogamiento, pero también hay casos no clasificables: en Rusia, en el Ural, dos jóvenes murieron después de sacar la anilleta de una granada para tomarse selfies. Como prueba de las circunstancias de su muerte, se quedó el móvil con una foto.